por Jorge Castillo

Replantear la vocación. Callar el estridente escándalo del mundo. ¿Por qué no poder escuchar el corazón? ¿Dónde está la sangre? ¿Por qué no está pintando la pluma con tinta de sangre?

Anuncios